Usted está en : Portada:
Miércoles 16 de marzo de 2011
Armada no actualiza carta anti tsunami por "falta de información"

Plano de inundación vigente tiene 14 años de antigüedad

La falta de antecedentes básicos sobre la planimetría de Antofagasta, impide hasta el momento que el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), inicie el proceso de actualización de la carta de inundación por tsunami de la ciudad.

 

De esta manera, el instrumento por el cual se guían las autoridades para anticipar los efectos de un maremoto, sigue siendo la carta confeccionada por el SHOA en 1997, la cual -debido a su antigüedad- no refleja la situación actual de Antofagasta.

 

A través del ordinario Nº 12.600/47, enviado el pasado 24 de febrero, la Gobernación Marítima informa al intendente Álvaro Fernández el estado en que se encuentra el rediseño de los planos de inundación en las cuatro comunas costeras de la región.

 

Allí, se expresa, entre otras cosas, que la información de Antofagasta fue solicitada a la municipalidad local en agosto de 2009 y que la respuesta llegó en mayo de 2010, pero conteniendo datos que no resultaban útiles, pues correspondían a planimetría del año 1995.

 

El oficio agrega que en julio de 2010 el problema fue informado a la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) y que en octubre de ese mismo año el SHOA reitera la solicitud de información, aunque ahora dirigiéndola a la Onemi.

 

RAPIDEZ

 

El gobernador marítimo de Antofagasta, capitán de Navío Oscar Aranda, confirmó que la carta de inundación de la capital regional no está siendo actualizada debido a que el SHOA carece de la información necesaria.

 

"Las distintas comunas han entrega la información con distinta rapidez. Hay algunas que fueron muy rápidas y este año tendrán sus cartas nuevas, en cambio otras, como Antofagasta, aún no entregan sus datos, por lo tanto, sus cartas no tienen para cuándo, y eso no es culpa del SHOA", señaló el uniformado.

 

La carta de inundación es el instrumento que predice, en base a modelos matemáticos, la forma en que se comportaría un tsunami en cada sector de una ciudad. Por ende, es el instrumento oficial para establecer las zonas seguras e inseguras de las comunas costeras.

 

En el caso de Antofagasta, como la carta vigente fue elaborada por la Armada en 1997, no están incluidos los barrios construidos a partir de esa fecha en los extremos norte y sur.

 

"DÉFICIT"

 

El intendente Álvaro Fernández comentó que ante el "déficit" de información que existe, la Onemi realizó gestiones para que el Ministerio de Vivienda entregara al SHOA el Plano Regulador de Antofagasta (año 2002) a objeto de iniciar cuánto antes el rediseño del mapa.

 

"Hemos enviado información en forma subsidiaria a la que habría enviado la municipalidad, porque nos interesa mucho contar con información actualizada", afirmó.

 

Fernández no descartó solicitar apoyo al Servicio Aerofotogramétrico de la Fuerza Aérea en caso que el SHOA requiera antecedentes complementarios, por ejemplo topográficos, para elaborar el plano.

 

COMUNAS

 

En su ordinario Nº 12.600/47, la Gobernación Marítima también adelanta que la nueva carta de inundación de Mejillones está lista y en proceso de revisión final, mientras que la de Taltal será entrega durante el segundo semestre.

 

Con Tocopilla la situación es más compleja, pues la planimetría proporcionada por el municipio data de 2001 y fue elaborada en un sistema de coordenadas distinto al que usa la Armada, por lo que su actualización también está pendiente.

 

Según el comandante Oscar Aranda, el SHOA tarda cerca de un año en actualizar una carta de inundación, periodo que se cuenta desde el instante que recibe todos los datos.