Usted está en : Portada : Espectáculos Domingo 9 de diciembre de 2007

En la búsqueda de un mural perdido en el aeropuerto "Cerro Moreno"

El trabajo era un reconocimiento a la actividad pesquera

Rodrigo Ramos B

espectaculo@mercurioantofagasta

La mayoría de las veces uno se encuentra con un cuadro en el living de una casa.

La aeropuerto Cerro Moreno -por esencia living de Antofagasta- hasta hace un tiempo, mantenía una obra gigantesca (siete metros de alto por cinco de ancho) del artista Ronald Clunes. El visitante al apreciarla, de inmediato se hacía la idea de que había llegado al Norte Grande.

Aquella obra que daba cuenta sobre nuestra identidad, hoy está desaparecida. De un día para otro, la obra fue sacada del aeropuerto y mantiene un destino incierto.

La inquietud existe entre los antofagastinos por el destino de este mural. Branko Marinov, visitador de Monumentos Nacionales, ha estado varios años reuniendo antecedentes sobre el tema.

Recordó que en mayo de 1977, esta obra fue donada por la que en ese entonces era la Universidad del Norte, al aeropuerto Cerro Moreno. "Así, la obra aportó un elemento simbólico de pertenencia regional y de reconocimiento a la actividad vinculada al mar".

"Es así como en 2002 -agregó- con ocasión de la remodelación de Cerro Moreno, por el MOP, fue removido el mural del artista Ronald Clunes y reemplazado por otro de César Olhagaray, denominado "Cámara del Tiempo" (2003).

"En 2002, envié nota al jefe de aeropuerto de la Dirección General de Aeronáutica. Recibí respuesta telefónica, donde se señaló que fue una gestión del MOP y el mural desmontado se encuentra embalado en bodega".

"En 2006, volví a plantear la situación al seremi de cultura, Julio Sepúlveda y la directora de extensión de la Universidad Católica del Norte (UCN), Heleny Mendiz".

El artista

Desde Talca, el artista Ronald Clunes, manifestó su profunda decepción por el destino del mural. "Me duele y molesta como autor que no se len valor a estos trabajos. Después de que me radiqué en Talca, no he podido averiguar más detalles sobre estas pinturas".

"Ojalá que se pudiera recuperar y pueda instalarse en alguna parte de la ciudad. El trabajo tiene mérito por su originalidad. Fue una alegoría a los pescadores artesanales. También uno tiene una trayectoria no tan importante, pero al fin al cabo duele que no esté la obra".

Recordó también, que realizó una segundo mural más pequeño por encargo de la empresa Enaex, donde el motivo era la minería.

Uno de los puntos relevantes de estos trabajos es la técnica. "Se trata de la piroxilina, que es la misma pintura para los automóviles. Fue muy difícil trabajar con esta técnica, que también utilizaba David Alfaro Siqueiros".

Explicó que esa técnica permite una mayor durabilidad en el tiempo, "es decir no le afecta el ambiente ni cambian los colores".

Antofagasta

Clunes, en tanto, reconoce que extraña a Antofagasta. "Quiero regresar. Ojalá pueda hacerlo durante el verano. Tengo ganas de exponer mis trabajos allá, en una retrospectiva".

"En la ciudad hay muchas obras repartidas. Quiero recolectar esas, más otras nuevas y armar una exposición", dijo.