Usted está en : Portada : El Mundo Domingo 3 de abril de 2005

Monasterio publica su historia

Caminando con mi madre, un tío y una vecina entraba, un poco asustado y con tan sólo trece años, a la Escuela Naval Arturo Prat (...) Pensé realmente por primera vez que me iba de la casa.

Así inicia el relato de sus memorias Eduardo Monasterio Lara, quien hace dos años se hizo famoso cuando, a la cabeza del grupo Inverlink, participó en uno de los mayores fraudes de la historia financiera de Chile, en que el principal perjudicado fue la Corfo, con más de $85.000 millones.

Se trata de un relato de 123 páginas titulado "El caso Inverlink desde adentro", el cual estará disponible al público en librerías a contar de mañana.

En él, Monasterio combina fragmentos de su vida, mezclados con el caso Inverlink y su estadía de doce meses en el anexo cárcel Capuchinos.

 

CORFO

"Lo de Corfo fue una aberración que sólo pude haber hecho fuera de mis cabales. Hoy, pensándolo tranquilamente desde adentro, no puedo creer que lo haya hecho, pero ahora siento mucha más tranquilidad porque me di cuenta de que estaba fuera de mí".

Culpa: "Quiera Dios que se haga justicia, porque mi única intención es pagar lo más posible y ojalá todo"

Datos del Banco Central: "Nuestro grupo pagaba $4 millones mensuales por la asistencia del grupo Zhaler y Cía. por comentarios económicos de tres profesionales. ¿Para qué gastar dinero cada mes si nosotros teníamos la información como han asegurado?" (Refiriéndose a los e-mails que filtraba la ex secretaria de Carlos Massad al ex gerente general de la corredora Inverlink, Enzo Bertinelli).

 

COMPETENCIA

"Hoy existen muchos bancos extranjeros y bancos de inversión que captan dinero sin tener licencia bancaria para operar, para captar y ellos llevan el dinero hacia afuera. Yo lo hacía para reparar, salvar o mejorar empresas y producir trabajo".

Justicia: "Vengo de vuelta en la ambulancia desde el hospital de la Penitenciaría después de un fuerte dolor en el pecho producto de una noticia que recibí de mi abogado. Había perdido en la Corte de Apelaciones, ya que la Corfo apeló acusándome de infringir la Ley de Valores debido a las triangulaciones que hicieron con dos bancos, algo totalmente correcto porque todos los bancos hacen lo mismo".

Medios: "Fuimos linchados y acusados malvadamente en la prensa y en la televisión".

Quiebra: "¿Por qué el síndico y casi todos los directores nombrados por él son políticos?".

Cárcel: "Al argentino (un compañero también recluido en Capuchinos) lo recordamos mucho tiempo, nos enseñó a mantener un espíritu ganador. Una vez estábamos perdiendo por un gol en un baby fútbol y gritamos: ¡Vamos, nos falta un gol para el empate! y él nos gritó: ¡No, nos faltan dos goles para ganar! Todos lo echamos mucho de menos a esta persona".

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto