Año XCVIII - Nro. 34.462 - Domingo 11 de Enero de 2004

Arabes son la minoría étnica presente en "Los Pincheira"

Francisco Melo y Claudia Di Girólamo encarnan a un matrimonio cristiano-ortodoxo.

Claudia di Girólamo y Francisco Melo, Ximena Rivas y Gonzalo Canelo, serán los representantes del mundo árabe en "Los Pincheira", la teleserie de TVN que se desarrolla en el campo chileno de 1900.

Los primeros son Chadi y Marwua, un matrimonio cristiano-ortodoxo con tres hijos y, los segundos, hermanos musulmanes que llegan desde Jerusalén al pueblo de Yerbas Buenas en busca de prosperidad.

Los actores esperan mostrar y romper un poco con el racismo, la discriminación y desconocimiento respecto a diferentes culturas y religiones, sobre todo en un contexto "marcado por la ignorancia y los prejuicios", como señala Ximena Rivas, quien encarna a Fátima, una mujer que obedece al pie de la letra las enseñanzas y obligaciones del Corán.

Uno de los aspectos que más le llamó la atención a Claudia di Girólamo respecto de los árabes fue "su vivencia religiosa, tratar de entender que todo lo que ellos hacen, viven y se proyectan es a través de esa forma, así como también comprender el papel de la mujer en esta cultura".

 

SENSUALIDAD

La actriz resalta la sensualidad de la mujer palestina, elemento que estará presente en la producción dramática. "Hay escenas de pieza con Francisco Melo donde tratamos que ese juego erótico, que no se puede mostrar, se insinué directamente, que exista y que se vea que son mujeres sensuales".

La relación entre las familias cristiana-ortodoxa y musulmana es, para Francisco Melo, un conflicto muy interesante dentro de la teleserie. "Venimos de la misma tierra, lo que nos genera cierta empatía, pero religiosamente son pueblos que siempre han estado en pugna. Además, uno de mis hijos, se va enamorar de una musulmana, situación que es inadmisible dentro de estas religiones", explica.

 

RECHAZO

El actor se refiere a Fátima, el rol que encarna Ximena Rivas, quien sufrirá en mayor medida la discriminación e ignorancia.

"Mi personaje por su sola apariencia produce un rechazo más fuerte, miedo y extrañeza, que la que generan los cristianos-ortodoxos que llevan más tiempo en el pueblo. Me siento muy gratificada de contribuir a tratar de romper los prejuicios y la ignorancia sobre un pueblo con un cultura tan rica, ignorancia que mantenemos hasta ahora, a pesar de que la teleserie esté ambientada a comienzos del siglo XX", explica Ximena, quien ha sido ataviada con el hiyab, el estricto traje negro que la cubre prácticamente entera.

En la investigación para construir su personaje se sorprendió con "la enorme influencia de los árabes en el mundo occidental, en todo sentido, desde el uso de las especias en las comidas, hasta su evolución mental en muchos temas. Imagina que ellos están hace mucho tiempo abiertos a discusiones valóricas como la aceptación del divorcio, tema que hasta hoy sigue en discusión en Chile"



Copyright Empresa Periodística El Norte S.A.
M. A. Matta 2112, Antofagasta, Chile
Teléfono (56 55) 453600