Año XCVII - Nro. 34.491 - Lunes 10 de Noviembre de 2003

Proyecto ALMA rastreará los confines del universo

El gigantesco proyecto ALMA (Atacama Large Milimiter Array) ya comienza a ser una realidad en el Llano de Chajnantor, a 150 kilómetros al sureste de Antofagasta.

El jueves pasado se procedió a colocar la primera piedra de la construcción que se levantará a más de 5 mil metros sobre el nivel del mar, ceremonia que congregó a más de 200 científicos de todo el mundo.

Uno de los invitados fue el Premio Nobel de Física 2002, el italiano Riccardo Giacconi, quien afirmó que a principios de este milenio el mundo científico va a "dar un gigantesco paso, en términos de nuestra comprensión del cosmos".

Explicó que ALMA es un potente radiotelescopio que permitirá responder una serie de preguntas del cosmos que aún la comunidad científica no resuelve, además de conocer nuevas maravillas del universo.

 

ANTENAS

El complejo estará compuesto de 64 antenas de alta precisión, cada una de 12 metros de diámetro, con una extensión total de 14 kilómetros. Este conjunto de receptores dará una capacidad de lente de acercamiento o "zoom" que posibilitará obtener información jamás lograda hasta ahora.

El radiotelescopio se ubica en el llano de Chajnantor, pero existirá una base de apoyo a una altura de 2.900 metros sobre el nivel del mar.

Giacconi subrayó que con la instalación de las antenas (de más de 70 toneladas cada una) que incluye este proyecto, en el 2012 se podrán descubrir no sólo "nuevos planetas alrededor de estrellas, sino otras estrellas que cuidan el sol".

El Premio Nobel recordó que "hemos descubierto que las galaxias se crearon mucho más tempranamente de lo que pensábamos".

 

TEORIAS

Destacó también los nuevos avances en la investigación y en los descubrimientos que han dado paso a nuevas teorías, "las supernova, la detección de partículas y no sólo de rayos cósmicos".

"Para poder entender el universo, necesitamos poseer más conocimientos de la física y de los constituyentes elementales de la materia", aseguró.

Riccardo Giacconi agregó que "el universo se está transformando en un laboratorio con una inmensa energía, una gran densidad y fuertes condiciones en terreno, todo eso nos permite investigar estas nuevas leyes y también se transforman en un terreno de observación".

El Proyecto ALMA, puntualizó, "es un plan de observación y anticipa un desarrollo de nuevas y más poderosas instalaciones de observación que hemos tenido hasta la fecha, utilizando toda la longitud de ondas en el espectro electromagnético, para seguir haciendo descubrimientos".

 

INVERSION

El científico también mencionó la millonaria inversión que significa este proyecto (600 millones de dólares), el cual requirió de una cooperación internacional "a una escala jamás vista anteriormente".

"Además va a estar a la delantera y ojalá constituya un ejemplo para estos esfuerzos de colaboración. La observación servirá para dilucidar muchas de las preguntas de las cuales aún no tenemos respuestas", dijo.

A su juicio, ALMA va a tener una sensibilidad única en su tipo y una gran capacidad para el estudio de la galaxia y "vamos a poder detectar las primeras galaxias que se formaron a través de la emisión de polvos. Esto es más importante que lo logrado por cualquier instrumento hasta la fecha", indicó.

El radiotelescopio ofrecerá capacidades únicas para conocer el origen del universo, dentro del entorno de la física y de la astrofísica, y va a contribuir a captar toda la longitud de ondas, abordando los problemas fundamentales del desarrollo del universo, de la estructura y posiblemente de la vida orgánica.

"Desde la época de Copérnico y de Newton que no se habían logrado estos avances", dijo el Premio Nobel.



Copyright Empresa Periodística El Norte S.A.
M. A. Matta 2112, Antofagasta, Chile
Teléfono (56 55) 453600