Año XCVII - Nro. 34.515 - Domingo 1 de Junio de 2003

Capital de la astronomía

Por Kety Farandato P.

 

 

El observatorio astronómico ESO (European Southern Observatory), ubicado en el cerro Paranal ("turbulencias"), cobró notoriedad esta semana con la visita de la Canciller Soledad Alvear y de importantes embajadores de países europeos en Chile. Situado a ciento cincuenta kilómetros al sureste de Antofagasta, la ESO está implementando el proyecto VLT (Very Large Telescope), el mayor telescopio óptico que haya sido construído por el hombre.

Sus cuatro telescopios principales están operativos y ya son empleados por los astrónomos quedando aún por optimizar la combinación de estas unidades (sistema de interferometría) para completar el proyecto. ¿Cuál es la importancia de esta visita? Verificar in situ el proyecto-negociación entre Chile y la ESO para la implementación del proyecto radio astronómico ALMA (Atacama Large Milimeter Array). Este acuerdo fue ingresado recientemente al Congreso y sólo faltaría la firma del Gobierno de Chile para la concesión del Llano de Chajnantor (a cincuenta metros de San Pedro de Atacama y a más de cinco mil metros sobre el nivel del mar), para comenzar la construcción del complejo radioastronómico.

El proyecto ALMA consta de sesenta y cuatro antenas móviles, cada una de las cuales tiene un diámetro de doce metros. La inversión es cercana a seiscientos millones de dólares. Las entidades científicas extranjeras solicitaron al Estado chileno la concesión onerosa durante cincuenta años de trece mil quinientas hectáreas en Chajnantor. La aprobación de estas inversiones convertirá a la Región de Antofagasta en la capital de la astronomía mundial al contar con el telescopio óptico más grande en el Cerro Paranal (VLT) y el proyecto radioastronómico de mayores dimensiones (ALMA).

Hacemos memoria y recordamos nuestras primeras visitas al cerro Paranal, hace unas décadas, cuando recién se empezaba a construir el observatorio. La constructora sueca "Shanska" trajo a sus mejores técnicos desde ese país nórdico. Residían en "containers" y realizaban una obra de ingeniería heroica, horadando la roca en tiempo record, mediante tecnología de punta. En una de esas visitas conocí al mundialmente renombrado difusor chileno de la astronomía, Jorge Ianiszewski, quien dictó una clase magistral que nos dejó abismados ante la potencialidad de este observatorio y su relevancia mundial, sobrepasando al de "Palomar", Califormia, USA. Consecuentemente, la visita de altos dignatarios a la zona nos ratifica lo que hemos escrito y proclamado: el futuro de Chile está en la Segunda Región.



Copyright Empresa Periodística El Norte S.A.
M. A. Matta 2112, Antofagasta, Chile
Teléfono (56 55) 453600