Año XCVI - Nro. 34.301 - Lunes 28 de Octubre de 2002

Alma entra en operaciones el 2006

Después de la firma entre el Gobierno de Chile y la European Southern Observatory (ESO) que autoriza a la entidad científica a construir el gigantesco radiotelescopio ALMA (Atacama Large Millimeter Array), se estima que los científicos podrán comenzar su labor en el 2006, cuatro años antes que el centro entre en pleno funcionamiento.

El proyecto del mayor observatorio astronómico del planeta consolidará a la Segunda Región como capital mundial de la astronomía.

En todo caso, la construcción propiamente tal del radiotelescopio requiere aún del término de las negociaciones entre el Estado chileno y las entidades científicas extranjeras detrás de la iniciativa, es decir, la ESO y la norteamericana AUI (Associated Universities Incorporated).

Esta última ya recibió la autorización para acometer la iniciativa en nuestro país.

 

CANCILLER

"El acuerdo con la ESO brinda el marco jurídico que permitirá la construcción de un observatorio en el país que será un gran hito en el desarrollo científico mundial", destacó la ministra de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, tras suscribir el convenio en Santiago.

Este también fue firmado por la directora general de la European Southern Observatory, Catherine Cesarsky.

En la instalación de este potente radiotelescopio, que tendrá 64 antenas de 12 metros de diámetro cada una, las entidades científicas extranjeras invertirán cerca de 600 millones de dólares.

El complejo radioastronómico, destinado a la captación de ondas milimétricas y submilimétricas, será construido en el Llano de Chajnantor, a más de 5 mil metros sobre el nivel del mar y a 50 kilómetros de San Pedro de Atacama.

 

INTERFEROMETRIA

Por medio de un sistema denominado interferometría, los astrónomos podrán combinar las señales captadas por las diferentes antenas, aumentando la sensibilidad del complejo hasta límites que tienen entusiasmada a la comunidad científica mundial. Ello, por la capacidad que tendrá ALMA para escudriñar el espacio en zonas en donde los telescopios ópticos encuentran problemas por la falta de luz.

De esta forma, el complejo radioastronómico será complementario al VLT (Very Large Telescope), el telescopio óptico más grande del mundo que la ESO implementa en la actualidad en Cerro Paranal, también en la Segunda Región.



Copyright Empresa Periodística El Norte S.A.
M. A. Matta 2112, Antofagasta, Chile
Teléfono (56 55) 453600