Año XCV - Nro. 33.738 - Martes 10 de Abril de 2001

Radiotelescopios en el desierto de Atacama

Este es el llano de Chajnantor, lugar donde se habilitarán 64 antenas móviles.

Representantes de Europa, Estados Unidos y Japón se reunieron en Tokyo hace unos días para firmar el esperado acuerdo que permite ratificar su interés en construir y operar un radiotelescopio gigante en la Segunda Región, con la cooperación del gobierno de Chile.

ALMA (nombre que lleva este proyecto) será construido en la Cordillera de Los Andes, a 5 mil metros de altura. Este lugar provee las mejores condiciones atmosféricas para observaciones astronómicas en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas (longitudes de onda entre las regiones espectrales de radio y el infrarrojo lejano).

El Gran Radiotelescopio de Atacama (ALMA) estará formado por 64 antenas móviles de 12 metros de diámetro cada una, distribuidas en un área con una extensión de 14 kilómetros. Al apuntar todas las antenas hacia el mismo objeto y combinar las señales recibidas por cada una de ellas, este gigantesco radiotelescopio logrará imágenes 10 veces mejores que las del telescopio espacial Hubble. El área combinada de las 64 antenas usadas para recolectar las señales de los objetos celestiales es más de 40 veces más grande que la capacidad disponible para los astrónomos usando los telescopios submilimétricos actualmente existentes.

 

ESTUDIAR GALAXIAS

Las observaciones con ALMA tendrán un profundo impacto en virtualmente todos los campos de la investigación astrofísica. Los objetivos más importantes incluyen el estudio de las galaxias más distantes, lo que permitirá saber cómo eran al principio del universo. En nuestra galaxia ALMA estudiará la morfología, movimientos y la química de regiones envueltas en polvo estelar donde se forman estrellas y planetas. ALMA arrojará luz sobre estas "oscuras" regiones celestiales que contienen información clave de la estructura del universo y del origen de la vida.

ALMA es la unión de 3 grandes proyectos de similares características, el MMA de Estados Unidos, LSA de Europa y LMSA de Japón, estando cada uno de estos proyectos en la primera prioridad en las comunidades astronómicas de cada país. En 1999 Estados Unidos y Europa unieron sus proyectos dando origen a ALMA, oportunidad en que empezó su diseño y desarrollo. Al unirse Japón a ALMA como tercer miembro y con la cooperación de Chile, ALMA ha pasado a ser el primer proyecto verdaderamente global en la historia de la astronomía.

Con este acuerdo firmado, las partes se comprometieron a dar su mejor esfuerzo para obtener la aprobación final y el financiamiento para su participación en ALMA. De acuerdo al cronograma planteado, el telescopio

debería estar en operaciones en el año 2010.



Copyright Empresa Periodística El Norte S.A.
M. A. Matta 2112, Antofagasta, Chile
Teléfono (56 55) 453600