Usted está en : Portada: Crónica
Domingo 7 de noviembre de 2010
Antofagasta llegará a los 500 mil habitantes
Falta de infraestructura, servicios y vías dificultan desarrollo urbano

Replantear el crecimiento de Antofagasta es tarea urgente ante el sostenido aumento demográfico que experimenta la ciudad.

El director regional del INE, Fernando Pizarro, proyecta para finales de 2010 una población de más de 360 mil habitantes. La Cámara de la Construcción, en tanto, estima que en los próximos 10 años la capital regional alcanzará los 500 mil habitantes por el boom minero.

La pregunta, entonces, es: ¿Nuestra ciudad está preparada para este explosivo aumento en su cifra de habitantes?

Claudio Ostria, arquitecto y académico de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte (UCN), afirmó que Antofagasta, como territorio y como contexto físico geográfico, no está acondicionada, ya que "carece de una infraestructura urbana adecuada, no posee los equipamientos y servicios suficientes y necesarios para desarrollar una vida plena".

Agregó que "falta continuidad en el tejido y una estructura existencial consolidada, que integre el paisaje natural, espacios públicos de calidad y edificios significativos (patrimoniales y contemporáneos)".

A juicio de Larry Games, magíster en Proyección Urbanística y académico de la UCN, los problemas de la ciudad como los perros vagos, basura, vagabundos, comercio informal y la falta de estacionamientos en el centro no entregan una respuesta satisfactoria a un aumento demográfico.

Sin embargo con "una eficiente locomoción colectiva y mayores reglamentaciones en el uso de espacios públicos es totalmente posible".

A la vez, dijo que el problema se puede solucionar con una reconstrucción integral de la ciudad.

Altura

"Por el déficit de terrenos que tenemos, la solución es edificar en altura", precisó el director del Departamento de Gestión de la Construcción de la UCN, Fernando Echevarría.

Resaltó que esta posibilidad ayudaría a un mejor aprovechamiento del suelo disponible.

Una de las ventajas de Antofagasta es la buena calidad del terreno, que permite la realización de proyectos de edificios de grandes dimensiones.

"Sin embargo - explicó el académico- este tipo de crecimiento debe incluir en forma paralela el diseño de parques y lugares de esparcimiento que contribuyan a mejorar la calidad de vida de la población".

soporte

Respecto a si el diseño de la ciudad podrá "aguantar" esta explosión demográfica, Claudio Ostria afirmó que el tema no es si "aguante o soporte esa población, sino que lo haga con un sentido de habitar en el desierto costero, que favorezca la identidad y calidad de vida".

Así la solución pasa por planificar de manera estratégica, dando respuestas espaciales adecuadas al clima que no es propio (integrando el verde a la arquitectura, a la manera de los ingleses), y construyendo con calidad.

"Es importante el qué se va a hacer y también el cómo se va a hacer. Hay que recuperar el centro de la ciudad, generando más desarrollo urbano por densidad (vertical) que por agregación (horizontal)".

Una de las soluciones planteadas para enfrentar el crecimiento explosivo de la urbe es la entregada por algunos concejales , quienes proponen dividir Antofagasta en dos comunas.

Ante esta alternativa, Echevarría explicó que cualquier medida adoptada para resolver el problema deberá necesariamente replantear las vías que estructuran a la urbe.

Conectividad

"Hay que pensar en vías principales que entreguen una interconectividad adecuada, en lo posible de tres pistas, ya que los proyectos de dos, actualmente existentes, ya presentan congestión", recalcó.

Si bien el crecimiento de la ciudad está restringido por la falta de espacio, "aún existen lugares que pueden ser utilizados", acotó.