Usted está en : Portada: Crónica
Sábado 25 de septiembre de 2010
Impactantes relatos de cazafantasmas
Cinco sectores en Antofagasta registran actividad paranormal

Hay más presencias rondando en la ciudad de lo que uno imagina. En algunos casos estas presencias o energías buscan comunicarse. Así surgen las populares penaduras o fantasmas.

En Antofagasta hay cinco sectores donde las penaduras andan a la orden del día: Casa Camus, Casa Abaroa, Colegio Providencia, cuartel de la Primera Compañía de Bomberos (calle Sucre) y en la playa de La Portada. Otros sectores no son tan conocidos todavía como los alrededores de las Torres Codelco.

Edgardo Labarca es ingeniero en sistemas y a modo de pasatiempo -reconoce- investiga, junto a algunos amigos, casos paranormales sin fines de lucro en Antofagasta.

Mantiene diversos equipos como cámaras fotográficas ultrasensibles y programas computacionales que le permiten aclarar, por ejemplo, si una foto es real o falsa.

En efecto, descartó por falsas algunas fotos tomadas en la Primera Compañía de Bomberos donde detrás de una escalera aparecía de manera evidente el fantasma conocido como "pantalón blanco" que hace años aparece y desaparece, según el testimonio de bomberos.

Sin embargo y tras una noche en el cuartel, logró impresionantes registros fotográficos y audibles de una presencia en el lugar.

Labarca, quien se considera un "caza fantasma", reconoce mantener desde niño cierta sensibilidad que le permite ir más allá de lo convencional. "Nunca he buscado aprovecharme de estos dones. Hoy, lo mío, sin embargo, pasa por descubrir porque ciertos lugares de la ciudad tienen mayor incidencia de fantasmas que otros, y la razón porque este tipo de fenómenos se producen. Esto conlleva desmitificar la tradición oral que existe en Antofagasta".

Respecto al manejo de estas presencias, Labarca explicó que ellas buscan alimentarse de la energía de uno. "Eso comen. Sienten nuestras alegrías, tristezas y enfermedades. Buscan comunicarse por eso los ruidos y hasta susurros o toques".

Afirmó que después que las personas fallecen, algunas energías quedan y se adueñan del lugar donde vivieron porque lo asumen de ellos. "O también quedó algo pendiente o inconcluso en sus vidas".

ALMAS

Dijo que peor es cuando la persona muere bruscamente, pues no se da cuenta que está muerto y por eso que la energía queda rebotando y sistemáticamente se confina a algún lugar. "Hay almas que lloran por ejemplo, que son las que algunos califican como lloronas. En el sector Salar del Carmen hay una animita de una mujer que murió trágicamente en un accidente. Yo he estado de madrugada en el sector y he escuchado el llanto. Esa mujer se lamenta por no estar con los suyos. Esa energía se trata de comunicar y a la vez traspasar el pesar que tiene", precisa.

"Si no es molesto, la persona se acostumbre a vivir con estas penaduras como sucede en la Casa Camus, donde el cuidador no se hace problema".

La Casa Camus, donde hoy funciona un estudio de arquitectos, está ubicada entre Bolívar y la avenida Argentina.

Según Labarca, en esa casa hay tres presencias permanentes: la de una mujer y dos hombres. A estos se suma un personaje antiguo que todos los días entre 2 y 3 de la madrugada se pasea y enciende una alarma y sensor de movimiento.

Hay una capa de misterio en todo lo que ronda a la familia Camus en Antofagasta, que estuvo relacionada con el negocio minero. Una vez fallecidos, la casa fue ocupada desde residencial hasta de casa de remolienda. Otro hecho que relacionado al inmueble es la ejecución de un preso político en 1973, en las rejas de su entrada.

"La casa tiene mucha energía. Ha fallecido mucha gente en sus alrededores y esto se evidencia en las presencias constantes", ratifica.

bomberos

En la Primera Compañía de Bomberos las penaduras ya no sorprenden a nadie.

El hecho que marcó el punto más álgido, relata uno de los bomberos de turno, fue cuando un camión salió sin conductor de la compañía y quedó estacionado en la calle. "A diario los ruidos son constante, especialmente en le segundo piso", afirman los voluntarios.

Si bien son varios los fantasmas que rondan el lugar, el más popular es el denominado "pantalón blanco". "Al final nadie sabe quién fue, ni de dónde vino la historia. El funcionario más antiguo dice que la historia ya venía".

En efecto, Labarca captó imágenes de dos presencias en el salón ubicado en el segundo piso. En ella se ve la silueta de dos bomberos, que a juicio del investigador son pruebas concretas da la presencia de fantasmas.

Colegio

Son varios los hechos que delatan fenómenos en el Colegio Providencia, por ejemplo, las luces se encienden sin mediar, al igual que los computadores. Labarca fotografió el lugar de noche con resultados impresionantes.

En lo concreto, dijo que mientras grababan sintieron gritos y empujones. "Nos pasó en la noche, por lo que pude entender esta monja se hace dueña del lugar y lo cuida. Cuando hay algo que no le encaja, trata de repelerlo".

El hecho más singular fue cuando capté la imagen -en la fotografía aparece el contorno de ella- sentí que algo se me vino encima, y me fui hacia atrás como producto de un empujón. Es una fuerza muy especial, quizás la más fuerte de ese tipo que se conozca en Antofagasta".

Casa Abaroa

Próximamente Labarca pretende grabar y fotografiar al interior de la misteriosa Casa Abaroa. "No hay mucha información del inmueble, y también nadie sabe por qué la familia nunca quiso hacerse cargo de la casa. Hay todo un misterio".

"Me contacté con un indigente que vive ahí. Él está autorizado. Para el terremoto de 2007 me contó que minutos antes que se produjera, alguien lo tiró hacia afuera de un pie. Fue algo que lo impactó. Otra vez esa misma presencia le avisó que estaba entrando gente a la casa. Al parecer esa presencia es protectora, le avisa a quien está ahí, cuando algo mal pasa o está por pasar".

La Portada

Otro caso que se suma a los conocidos es el de una joven de La Portada.

Labarca dice que esta historia viene desde hace algún tiempo y siempre tiene como testigos a personas que pernoctan en el lugar. "He reunido antecedentes sobre esto, y conocí el caso de unos jóvenes a quienes se les apagó una fogata. Se asustaron y se fueron. Uno de ellos tomo fotografías y se notan algunos detalles".

"Tras esto fui y noté la presencia de una mujer, una joven, que deambula por el lugar porque quiere salir de ahí y no puede. Es una joven que falleció en un accidente automovilístico en los últimos años".

Sin embargo, otras apariciones ya son parte de la historia de Antofagasta como la familia de la población Matta, que desde hace cerca de 10 años recibe constantes visitas de fantasmas.

Este relato incluso concentró la atención nacional al trasmitirse en un matinal de la televisión, aunque hasta ahora las apariciones no tienen ninguna explicación científica.