Usted está en : Portada: Reportajes
Domingo 25 de octubre de 2009
Revisión al genio de Alejandro Fauré
Artista chileno plasmó la sociedad del siglo pasado en dibujos, caricaturas, afiches y revistas

Dibujante, diseñador y caricaturista, Alejandro Fauré (1865-1912) fue un prolífico artista chileno-francés que con un estilo muy propio y algunas influencias del art nouveau supo reflejar el cambio del Siglo XIX al Siglo XX en el país, así como caracterizar a las diferentes clases sociales de la época.

Según Mariana Muñoz y Fernanda Villalobos, autoras de "Alejandro Fauré: Obrá Gráfica" (Ocho Libros Editores, 1ª edición 2009), el desarrollo de una pluma tan particular se debe a que el artista vivió siempre entre dos culturas: aunque nació en Chile, el vivir con una familia de origen francés hizo que tuviera un ojo crítico y aguzado para observar y retratar la sociedad.

obras

El trabajo de las jóvenes diseñadoras gráficas Muñoz y Villalobos es el resultado de más de un año de intenso trabajo de recolección, selección y organización de la prolífica obra del artista chileno-francés, que incluye dibujos, caricaturas, ilustraciones para portadas de revistas, afiches, avisos publicitarios y viñetas humorísticas.

La labor de las autoras contempló la revisión de todos los periódicos, diarios y revistas editados entre 1870 y 1912 y que son conservados en la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional.

recorrido

El volumen propone un interesante recorrido por todas las aristas desarrolladas por el genio de Fauré, desde el humor gráfico en revistas como "El Payaso" -en las que no sólo era el dibujante, sino que también el autor de los guiones y chistes- hasta la completa ilustración de las primeras revistas ilustradas chilenas, como "Instantáneas", "Noticias Gráficas" o "Pluma y Lápiz". En ellas retrató fenómenos tan propios del Chile de la época como la aparición de una incipiente clase media y arquetipos como el del gañán o el campesino.

Las autoras destacan otra vertiente de su obra igual de apasionante: la publicitaria. Sus avisos para imprentas como Barcelona o Gillet Hmnos., dan cuenta de que estamos ante un pionero, por cuanto comprendió que el afiche comercial era "algo más que una buena tipografía".

En todas estas áreas de su quehacer encontramos siempre el que sería el sello distintivo del dibujante y diseñador: una gráfica de claras influencias europeas, pero adaptada al universo chileno. Estamos ante la figura de un diseñador integral, a cuyo conocimiento la obra de Muñoz y Villalobos es más que un aporte: es un homenaje.