Usted está en : Portada: Crónica
Sábado 26 de septiembre de 2009
Niños Down y su dramática exclusión
Ciclo de conferencias revela realidad de menores con este síndrome

Los padres de los niños con Síndrome de Down denunciaron una serie de impedimentos para lograr una adecuada integración de sus hijos, sobre todo en lo referido al ámbito escolar, donde la ley garantiza espacios para menores con esta discapacidad.

Problemas de inclusión, de oportunidades y hasta de discriminación, son los que observan en contra de sus hijos. "La Ley de Integración funciona a medias", se quejó Patricia Araya, presidenta de la Agrupación de Padres de Niños y Niñas con Síndrome de Down "Color Esperanza".

Tan preocupante es el problema, que la institución inició ayer el ciclo de conferencias "Una mirada inclusiva hacia las personas con Síndrome de Down" (en el auditorio municipal), con el objetivo de abrir las percepciones en la materia. La actividad termina hoy.

escenario

"El tema de la integración en la ciudad está bien en pañales, como recién despertando, no es que podamos decir que sí hay integración, sobre todo a nivel de colegios", asegura Araya. "La gente común no tiene interés en esto", se lamenta.

Según la dirigenta, cuesta que los colegios y escuelas reciban a los niños, pese a que la Ley de Integración establece la obligación de recibir a estos niños y adecuar los programas a sus necesidades.

"Es difícil la integración en la educación, el año pasado los estaban sacando de los programas de integración, ellos necesitan adaptaciones curriculares que el profesor normal no las hace".

Luis Bulit, presidente del Consejo Asesor de la Asociación de Síndrome de Down de la República de Argentina, expuso ayer sobre la temática. "La deuda que tenemos con las personas Down retrasa sus posibilidades de tener una vida adulta como personas con autodeterminación".

Entre los factores que frenan la real integración, Bulit identifica un Estado que prefiere entregar subsidios antes que oportunidades, escuelas que no se abren a la inclusión, segregación laboral y la mirada cultural que los considera "objetos de derecho y no sujetos de derecho".

"Hay infinidad de cosas que ellos están en posibilidad de hacer, pero ni la familias, las escuelas o centros de formación laboral, nos animamos a darles la posibilidad de asumir esa responsabilidades y demostrarnos lo que pueden hacer", sostuvo Luis Bulit.

La conferencia continúa hoy con las exposiciones de la pediatra Macarena Lizama sobre las implicancias biológicas del Síndrome de Down; y de la educadora diferencial Liliana Ramos, quien abordará las necesidades educativas de estos niños.