Usted está en : Portada: Espectáculos
Domingo 19 de julio de 2009
¿Qué esconde el Osito Gominola?
Algunos ya lo tildaron de satánico. Lo claro es que se trata de un "adictivo" éxito en internet

Fenómeno. No queda otra definición. Hoy el Osito Cominola pasó de la Internet a la calle. Ya muchos fueron bautizados en Chile, con el sobrenombre. Los niños cantan la canción. Algunos no entienden. No saben. Otros se mantienen al margen.

Para contextualizar un poco de historia ¿Qué es el Osito Gominola?

El Osito Gominola es un fenómeno de internet surgido en Hungría, consistente en un muñeco cantante.

Tiene versiones en muchos idiomas, como en inglés (I Am Your Gummy Bear), francés (Je M'appelle Gummy Bear), castellano (Osito Gominola), portugués de Brasil y de Portugal (Ursinho Gummy), húngaro (Itt Van A Gummimaci), sueco (Jag Är En Gummibjörn), y spanglish (Yo Soy Tu Gummy Bear). Esta canción ha llegado a los tops de listas de éxitos en muchos países.

La expansión de este verde personaje se hizo a través de las redes sociales de internet, principalmente a través de Facebook.

Pero el fenómeno no sólo se ha producido en Chile. De hecho, su video ya ha recibido más de 200 millones de visitas en Youtube y MySpace y alrededor del orbe ya se ha generado un lucrativo negocio compuesto por el merchandising asociado al personaje.

adictivo

Como todo fenómeno, el "Osito Gominola" da para todo.

A propósito, los cibernautas son los que más lo han calificado. Ya lo tildaron por ejemplo como peligrosamente adictivo. Por ende, según un post que circula en la red, Gominola trae serias complicaciones como:_ quedarse sin familia, ponerse un porta-bebé o se empiezas a bailar salvajemente y sin temor al ridículo.

El Oso Gominola -que tiene una oreja mascada ¿Talvez por Mike Tyson?- comienza a enfrentar sus primeras polémicas, ya que hace unos días se filtró a los medios que la canción que lo lanzó a la fama sería satánica y que la letra prohibida podría escucharse al dar vuelta la cinta, tal como ocurrió hace ya dos décadas con Xuxa y sus Paquitas.

Lo claro es que hoy el muñeco verde disfruta su fama en todo el mundo. Sin duda está a la altura de toda una celebridad como Paris Hilton o Cristiano Ronaldo y todo gracias a internet.