Usted está en : Portada: Espectáculos
Viernes 19 de junio de 2009
La escultura de cobre que exhibirá el Museo del Desierto
Este artista chileno radicado en Europa hace 30 años, hace un llamado a no perder la identidad y valorar las culturas aborígenes de Chile

El arquitecto chileno radicado hace más de 30 años en Europa, Gian Godoy está fascinado con el Desierto de Atacama. De hecho anunció que instalará un taller en Antofagasta.

Además tiene varios proyectos en carpeta como, por ejemplo, aportar al Paseo de las Esculturas (a un costado de la Casa Gibbs).

Una obra que está lista, es "Catimbano". Está al interior del todavía no inaugurado Museo del Desierto (en las Ruinas de Huanchaca).

"Catimbano" es una pieza escultórica hecha en cobre (de Chuquicamata), basada en un baile religioso ancestral.

"El baile es poco conocido. Está representado en forma didáctica, es divertido mirarlo. A los niños les encantará tocarla porque ven perdices, y las perdices representan a los bailarines. Se crea un círculo que hace referencia al Desierto de Atacama. Dentro del círculo hay piedras rojas que representan un humedal", afirmó Godoy, desde una mesa interior en el Café del Centro.

En este sentido valoró la relación con el geólogo Guillermo Chong. "Fue quien me abrió el desierto. Chong y Raúl, su ayudante, ven algo en el desierto cuando uno no ve nada. Ellos leen música. Por esto la escultura de "Catimbano" ha sido enriquecida con el contacto simpático con Chong".

animas

El contexto de "Catimbano" está en el proyecto "Animas", que consiste en una serie de esculturas en diversas ciudades del país. Es un proyecto Bicentenario, que sonsaca la identidad de Chile, pero la ancestral, la de los pueblos autóctonos. "Hay que devolverse a ésta".

"Nosotros no somos del Siglo XIX o XX, sino que aquí hay fósiles de 50 millones de años. Todo esto forma parte del patrimonio histórico, del patrimonio cultural. Por esto hay que incluirlo todo cuando se habla de historia y patrimonio".

El "Paseo de las Esculturas" es parte del proyecto "Animas". "La idea es situar obras de artes que hagan referencia histórica. La forma más eficiente de hacerlo es a través de la escultura, pero al vez son actos propagandísticos en el ámbito cultural. Algunas son referencias a la literatura -Godoy por ejemplo elogió la novela de Andrés Sabella, "Norte Grande"-, otras de historia y otras de cosmovisión. La idea en el Norte, es hacerlas todas en cobre".

identidad

Un problema transversal de Antofagasta, según Godoy, es la falta de identidad. "Todos coinciden en Antofagasta que no la hay. Esto es muy lamentable y sorprendente. Se nota que desde hace bastantes años el ejercicio de reflexionar o el estar interesado en áreas como la sociología, historia o las artes no es un punto de importancia. Hay una especie de miedo a la comunicación, a la voz alta, a la reflexión.

Además que las clases medias y medias altas de Chile, están contentas con sus propias alegrías. Esto limita.

En lo concreto me interesa de Antofagasta las fachadas de los años 20. Son extremadamente valiosas como patrimonio histórico. Están por todas partes. Entonces es necesario hacer un libro sobre las fachadas. Esto por ahora, no forma parte de la identidad. La gente le daría valor con un libro, con un documento, afirma.

En tanto, dijo que la valorización de lo aborigen pasa también por un asunto clasista, cuestión que a su juicio, se ha profundizado con el sistema neoliberal. "Picasso no era rubio. Lo que el pintaba no era naturalmente bonito. Las mujeres que el amó no eran particularmente rubias. La revolución se crea a través de su grupo de trabajo y las obras emergen desde el contacto con el Museo del Hombre en París que exponía obras de arte del mundo exótico. En París ese museo todavía existe y es el denominado Museo de Artes Primitivas. Ahí tomas máscaras y figuras africanas y los transformas en cubismo fácilmente. No hay que ser Einstein".

Dijo que Violeta Parra iba por el camino correcto. Como no recibió apoyo, se pegó un tiro.

"Queremos que exista atención en la cultura popular, que lo que se haga sea un refresco de nuestra cultura ancestral. Todo esto con la libertad que tenemos ahora para pensar en cualquier dirección. Que esto se combine como un buen batido y se enriquezca", concluyó.