Usted está en : Portada : Crónica Sábado 7 de junio de 2008

Italianos y con estirpe de deportistas

jose astudillo gomez

astudillogomez@gmail.com

Con muchas ilusiones y el íntimo deseo de triunfar en tierras americanas, salió desde sus tierras lombardas don Celestino Botta Mazzadico. Su lugar exacto de nacimiento fue Lamaso, un pueblo situado cerca del lago Di Como en plena Lombardía italiana.

Curiosamente, le correspondió asumir la condición de patriarca de una familia que afincó sus raíces en el norte chileno. De dicho tronco, emergieron las familias Botta Ponce y Botta Sills.

Ligados al campo de la elaboración de pan, el entonces muy joven Celestino Botta Mazzadico tuvo como primer destino Argentina.

Sin embargo, al poco tiempo decide por fijar definitivamente su residencia en Chile.

COMERCIO

Aquí, comienza a desarrollarse una vinculación muy estrecha con Antofagasta, ciudad a la que adopta como propia y a la cual dedica todos sus esfuerzos, en especial, en el ámbito comercial.

Esto lo lleva a viajar a través del legendario "Longino" por todas las localidades del Norte Grande.

Estos desplazamientos por ferrocarril lo ligan aún más al ambiente duro y desértico, desconocido para él.

También cultiva su afición por la hípica. Sus "pingos" favoritos eran "Azulino" y "Stacatto" que, según festiva descripción de su nieto Marcelo, "todavía vienen corriendo".

FAMILIA

Contrae matrimonio con Ana Ponce Cariseo, nacida en Santiago. De dicha unión nacen Marcelo, Gumercinda, Libia y América, quienes a su vez tuvieron once hijos.

Dos integrantes de esta descendencia ya han fallecido, entre ellos, Orlando Guaita Botta, destacado atleta y entrenador. Su memoria se mantiene incólume en un renombrado torneo que se realiza en Santiago.

Marcelo Botta Ponce, el hijo mayor, fue el único que residió siempre en Antofagasta. Tras titularse como contador ingresó a una entidad bancaria y luego se dedicó al corretaje de propiedades y representaciones de industrias.

Fue un destacado deportista en varias disciplinas y ejerció roles directivos.

Casado con Amanda Sills Zepeda, descendiente de inglés y taltalina de nacimiento. Sus hijos son Manlio, Marcelo, Marianela y Marcio.

Ellos fueron los encargados de mantener la senda itálica en estos lares.