Usted está en : Portada : Deportes Domingo 2 de diciembre de 2007

Maximiliano Garafulic es el único deportista olímpico antofagastino

Títulos para regalar conquistó el jugador que nació y se desarrolló en la ciudad, y que ya no está con nosotros

Maximiliano Garafulic Alfred es el único antofagastino que ha competido en una olimpíada. Lo decimos con orgullo porque su mérito fue más que suficiente, además que se trata de alguien que nació y se desarrolló en esta tierra y, lamentablemente, ella ahora lo cobija en sus entrañas. Un agudo problema pulmonar terminó con su ejemplar existencia.

El más grande deportista que ha tenido la ciudad falleció hace nueve días -el viernes 23-, antes de tiempo, pero lo bueno es que partió a un mundo mejor, donde no hay dolor, insidia, engaño ni aprovechamiento. Se dice que sólo se ve la bondad del Creador.

De ser así, "Pepe" lo merecía con creces.

NOTICIA NACIONAL

Su irreparable pérdida fue noticia nacional y las condolencias para su familia llegaron de todos los rincones del país, y del extranjero, seguramente de otros basquetbolistas que lo conocieron, fueron compañeros de equipo o lo tuvieron de rival.

Hoy le recordamos porque, aparte de ser el mejor jugador de básquetbol que haya producido Antofagasta, defendió los colores del octogenario Sokol, club que en estos días celebra ese cumpleaños y que lo recordó la noche del viernes último durante la ceremonia de celebración, y también del Rencort Atlético, como lo confesó en una entrevista publicada en estas mismas páginas.

Otros colores que defendió fueron los de la Universidad de Concepción, donde hizo sus estudios para convertirse en odontólogo, y los del Club Sirio de Santiago.

ESTADISTICA EJEMPLAR

Maximiliano Garafulic falleció a los 69 años, tras una exitosa y ejemplar vida dedicada al deporte, algo que compartió con su profesión de odontólogo.

Con sólo 18 años primaveras fue flamante jugador de la Selección Chilena que compitió en los Juegos Olímpicos de Melbourne, Australia, en 1956, y que fue tercera.

Como seleccionado juvenil nacional disputó el Sudamericano de Cúcuta, Colombia, en 1955, y además integró el equipo de Chuquicamata en el Nacional adulto de 1956.

Tiene varios títulos en el básquetbol antofagastino y con su talento llevó a la selección local, convirtiéndose en figura en el Nacional de Arica de 1967.

En octubre de 1959 jugó por la "Roja" en el Mundial que organizó Chile, con el Green Cross como subsede, pero no lo hizo en el Mundial por invitación que hizo la Federación en 1966, por estar dedicado a su profesión tras haber regresado a la ciudad, que fue subsede en el Sokol.