Usted está en : Portada : Espectáculos Domingo 9 de septiembre de 2007

"En un basural terminó la historia de la tv local"

La periodista Claudia Zazzali cuenta como la sorprendió un fuerte temblor mientras estaba en el aire

Con esta entrevista a la periodista Claudia Zazzali le damos el vamos a una serie de crónicas dominicales "tipo anecdotario" sobre la historia de la televisión local: pasado y presente. La idea es reconstruir la historia de este importante medio de comunicación en Antofagasta, con la voz de quienes fueron y son protagonistas.

En este sentido Claudia Zazzali, conductora de diversos programas juveniles en Telenorte, estuvo en la última etapa del recordado canal. La invitación es a quienes participaron en diversas épocas de ese canal como de la televisión actual, a escribir para coordinar una entrevista al mail: espectaculo@mercurioantofagasta.

-¿Cuál fue tu mejor anécdota en Telenorte?

-Mi mejor anécdota en Telenorte (dentro de muchas) fue, si lugar a dudas, el temblor que me pilló al aire, en pleno programa. Eran las 7 de la tarde aproximadamente y estaba presentando algún video cuando empezó un ruido impresionante. Mi estudio estaba justo abajo del departamento de prensa, por lo que comenzaron las carreras de los periodistas y camarógrafos, lo que magnificaba la vibración del viejo edificio.

Durante toda la duración del famoso temblor, nunca me di cuenta de lo fuerte que en realidad fue, así es que me dediqué ese minuto o algo más, a tranquilizar a los telespectadores pidiéndoles que no tuvieran miedo y que respiraran profundo. La verdad no le tengo tanto miedo a los temblores, pero quedé casi como heroína por haber mantenido la calma y haber permanecido en mi lugar, mientras sentía que se me caía el segundo piso arriba de la cabeza. Eso fue lo más divertido.

-¿Y lo más triste?

Fue cuando pude entrar a las ruinas de lo que alguna vez fue el lugar más emblemático de la televisión local. Estaban todas las cintas en el suelo, los recuerdos de años de trabajo para muchos, ya eran imposibles de ser rescatados. No logro entender como gran parte de la historia de la televisión local, terminó en algún basural de la ciudad.

-¿Qué significó Telenorte para tu carrera?

Fue el principio de todo. Conocí grandes personas y aún conservo grandes amigos. Aprendí que hacer televisión es una responsabilidad, un agrado, una ventana que permite la vinculación de la comunidad con la realidad que nos rodea. Es imprescindible mantener y profesionalizar la televisión local, pues es la forma de informar, entretener y educar usando códigos comunes que nos permiten reconocernos como grupo humano.

La televisión es forjadora de identidad y es un real orgullo haber participado de la historia de ese gran hito en las comunicaciones que fue Telenorte.