Usted está en : Portada : El Mundo Lunes 9 de abril de 2007

Proyecto Alma Resolvera Importantes Enigmas Del Mal De Altura

Atacama Large Millimeter Array y Universidad de Antofagasta investigarán efectos de trabajar a más de 5 mil metros de altitud

Un primer estudio exploratorio midió la respuesta a una prueba de caminata de 2 kilómetros en el llano de Chajnantor, a 5.050 metros, sin oxígeno suplementario, y luego con aporte de diferentes flujos de oxígeno por mascarilla, en estudiantes de la Universidad de Antofagasta.

Otro estudio inicial está evaluando la aclimatación a 5.050 metros en trabajadores del proyecto ALMA que suben diariamente desde el campamento base -ubicado a 2.900 metros- al llano de Chajnantor.

En este caso se miden parámetros ventilatorios (consumo de oxígeno), cardiovasculares (variabilidad de la frecuencia cardiaca) y hematológicos (evolución de los niveles de eritropoyetina) en condiciones de reposo y durante una prueba de esfuerzo, que consiste en pedalear durante 5 minutos en una bicicleta estática a una intensidad moderada (100 watt).

Algunos de los síntomas más frecuentes de la enfermedad aguda de montaña son dolores de cabeza, malestar general, problemas gastrointestinales, fatiga e insomnio que, dependiendo de la intensidad, disminuyen la capacidad de las personas para realizar actividades normales.

Hasta ahora no está claro por qué algunas personas sufren estos síntomas con mayor intensidad, y precisamente este estudio está enfocado a resolver este enigma.

Cuando ALMA esté finalizado, en el 2012, se convertirá en el observatorio radioastronómico más grande del mundo, con 54 antenas de 12 metros de diámetro más 12 antenas de 7 metros que observarán el Universo en las ondas milimétricas y submilimétricas.

Entre más alto usted sube en relación con el nivel del mar menos oxígeno hay en el aire. El nivel de oxígeno se hace muy bajo a altitudes por encima de los 2438,4 metros de altura.

============Lec Fo_NORMAL(2631178)============

El objetivo es determinar la respuesta ventilatoria, cardiovascular, hematológica y la presencia de la enfermedad aguda de montaña en sujetos que trabajan a 5.050 metros en el proyecto ALMA y que residen a nivel del mar.

============Txt_NORMAL(2631177)============

Gracias a un convenio firmado entre el observatorio radioastronómico ALMA (Atacama Large Millimeter Array) y la Universidad de Antofagasta, con la colaboración de la Universidad de Chile y la Universidad de Copenhagen (Dinamarca), los trabajadores de ALMA podrán participar voluntariamente en un estudio a largo plazo que medirá los efectos físicos y sicológicos de trabajar a 5.050 metros de altura en el Llano de Chajnantor, cerca de San Pedro de Atacama.

 

proyeccion

Con una ceremonia en la Universidad de Antofagasta, a la que asistieron autoridades del Gobierno Regional, representes de ALMA y de las universidades, se lanzó oficialmente este estudio que tendrá un gran impacto si se considera que, según cifras del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomín), sólo en la Segunda Región existen más de 10.000 personas que trabajan en gran altitud, principalmente en faenas mineras.

"Nos complace ver que ALMA ya está contribuyendo en otras áreas, como la medicina, incluso antes que sus antenas comiencen a observar el Universo", destacó el doctor Félix Mirabel, representante en Chile de la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO), uno de los socios del proyecto ALMA junto con Norteamérica y Japón.

 

trascendencia

"Un estudio de esta envergadura, que aportará información crucial a nivel mundial sobre la fisiología humana a gran altitud, será posible gracias al esfuerzo mancomunado de universidades chilenas y europeas, en colaboración con el proyecto ALMA", agregó Félix Mirabel.

El objetivo del estudio es determinar la respuesta ventilatoria, cardiovascular, hematológica y la presencia de la enfermedad aguda de montaña en sujetos que trabajan a 5.050 metros en ALMA y que residen a nivel del mar.

"La respuesta humana a gran altitud tiene mucha importancia, no sólo en el ámbito laboral, sino también en el deportivo e incluso para el desarrollo del ecoturismo en la región", indicó el doctor Juan Silva Urra, del Departamento Biomédico de la Universidad de Antofagasta, y uno de los responsables del estudio.

"Junto a las otras universidades intentaremos establecer en qué medida influyen las características biológicas, mentales, sociales y ambientales en la capacidad de algunos individuos para adaptarse mejor al trabajo en altura, pensando que quizás la respuesta pueda estar más allá de lo molecular, en el espacio genético del hombre", concluyó el doctor Silva.

Las personas que normalmente viven a niveles de altura menores tienen problemas en niveles más altos puesto que sus cuerpos no están acostumbrados a trabajar con tan poco oxígeno.

Si alguien permanece a una altura muy elevada durante mucho tiempo, su cuerpo se acostumbra al nivel bajo de oxígeno.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto