Usted está en : Portada : El Mundo Lunes 29 de mayo de 2006

Juez acusa a militares por crimen de estudiante

Proceso por Derechos Humanos

Con las acusaciones, la causa entra en etapa de plenario, paso previo a las sentencias de primera instancia que se esperan para los próximos meses.

El ministro de fuero Jorge Zepeda, quien indaga diversos procesos de derechos humanos, dictó acusación contra dos militares en retiro sindicados como responsables del crimen del adolescente Carlos Fariña Oyarce, ocurrido en octubre de 1973.

La resolución recayó sobre el mayor (r) Donato López Almarza, comandante del Regimiento Yungay N° 3 a la época de los hechos, quien fue acusado en calidad de autor de los delitos de secuestro y homicidio calificado de los menores Carlos Fariña y Víctor Vidal Tejeda; y del joven Héctor Araya Garrido.

El juez acusó además al oficial (r) del mismo regimiento Enrique Sandoval Arancibia, como autor de iguales delitos, pero sólo en el caso del menor Fariña.

 

EJECUTADOS

Según consta en el proceso, Carlos Fariña, de 14 años, fue detenido desde su domicilio en la población "La Pincoya" el 13 de octubre de 1973 por una patrulla militar del regimiento Yungay.

El menor fue apresado, puesto que días antes había herido accidentalmente a un niño de 6 años mientras manipulaba un arma.

Al igual que otros detenidos del sector, Fariña fue trasladado hasta el regimiento Yungay, lugar donde fue ejecutado.

La madre del menor, Josefina Oyarce, recorrió por años diversas instituciones intentando dar con el paradero de su hijo, sin saber que había sido ejecutado.

Los restos de Carlos Fariña fueron encontrados en junio de 2000 -cuando su madre ya había fallecido-, en un sitio eriazo de Américo Vespucio, donde se construía un parque industrial. Presentaba múltiples heridas de bala, cuatro de ellas en la cabeza.

En el mismo operativo, fue aprehendido Víctor Vidal Tejeda, de 16 años, y Héctor Araya Garrido, de 20, quienes también fueron ejecutados.

 

ACUSADOS

El mayor (r) Donato Pérez, ex comandante del regimiento Yungay en Santiago, fue procesado por el crimen de los tres jóvenes en agosto de 2004.

El ex oficial enfrenta además una condena a cinco años de presidio sin beneficios, como autor material del crimen del sacerdote español Joan Alsina, ocurrido en septiembre de 1973.

El oficial (r) Enrique Sandoval, en tanto, fue encargado reo el 21 de diciembre pasado por el crimen de Fariña, tras lo cual estuvo algunos días detenido. A esa fecha se desempeñaba como funcionario de la Municipalidad de Providencia.

"El caso de Carlos Fariña es tal vez el símbolo de lo que ocurrió en esos tiempos, en que también los niños fueron afectados por la represión", dijo el abogado querellante Nelson Caucoto, quien se manifestó conforme con la investigación realizada.

"Nos parece un avance porque se acerca ya la sentencia, que es tal vez lo que todos aspiramos, que estas causas vayan concluyendo bien, vayan esclareciéndose los hechos y reprochándose a los autores su responsabilidad y aplicándose las sanciones que correspondan", agregó el profesional.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto