Usted está en : Portada : Crónica Lunes 2 de enero de 2006

Gigantescos vehículos transportarán antenas de ALMA

La primera fase del proyecto ALMA considera la instalación de 60 antenas, cada una con un diámetro de 12 metros.

Sólo dos semanas después de haber firmado el contrato más grande jamás signado para el abastecimiento de antenas del proyecto ALMA (Atacama Large Millimeter Array), la European Southern Observatory (ESO) llegó a acuerdo para la provisión de los gigantescos vehículos que transportarán las antenas entre los distintos sitios que ocuparán en el llano de Chajnantor, alrededor de San Pedro de Atacama, así como al área de mantenimiento.

Las más de 60 antenas del complejo radioastronómico serán distribuidas en diferentes "configuraciones", dependiendo del tipo de observaciones que se lleven a cabo, por lo que estos transportes resultan vitales para el proyecto, comentó la ESO.

 

150 TONELADAS

Los vehículos de transportes deben estar listos en 2007, junto con la entrega de las primeras antenas de ALMA. Cada uno de ellos pesará 150 toneladas y debe ser capaz de transportar los dispositivos de 110 toneladas.

Las estructuras de recepción pueden ser situadas en distintas ubicaciones en el complejo, pero trabajando juntas como un solo radiotelescopio gigante.

Cambiando la posición relativa de las antenas y de esa manera la configuración del ordenamiento, permitirán diferentes modos de observación, en un proceso comparable a usar distintos tipos de lentes zoom en una cámara. Esta capacidad ofrecerá diferentes grados de resolución y cobertura del cielo, según lo requieran los astrónomos.

Los transportes de las antenas de ALMA posibilitarán el movimiento de las estructuras entre las diferentes posiciones predefinidas. También podrán ser usados para trasladar las antenas entre el área de mantenimiento, a 2.900 metros sobre el nivel del mar, y el llano de Chajnantor donde operará el radiotelescopio, por sobre los 5.000 metros de altura.

 

PRECISION

Debido a sus importantes funciones, tanto para el trabajo científico como para el traslado de las antenas de alta tecnología con el debido cuidado, los vehículos deben tener una disposición de uso bajo y una exigente demanda operacional.

Además, deben ser capaces de emplazar las antenas en los aparcamientos acolchados con milimétrica precisión. Al mismo tiempo, deben ser fuertes como para subir 2.000 metros en forma segura con su pesada y valiosa carga, lo que pone una extraordinaria demanda de 500 Kw a los motores diesel. Esto significa transitar una ruta de extrema altura de 28 kilómetros de largo con una inclinación promedio de 7%.

Finalmente, como operarán a una altitud con reducidos niveles de oxígeno, una gama de dispositivos de seguridad redundantes protegerán al personal y a los equipos de eventuales contratiempos o accidentes.

Está programado que el primer transporte sea entregado en 2007 para hacer frente al traslado de las primeras antenas hacia el llano de Chajnantor.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto