Usted está en : Portada : Espectáculos Domingo 18 de diciembre de 2005

"Difuntos Correa" en la ciudad de los muertos vivientes

Para los fanáticos del emergente rock nacional. Esos que saben el último single de sus bandas independientes, aquellos que cuidan como oro sus preciados discos fue casi desorientador, explicarse la poca presencia de público en el estadio Sokol de Antofagasta en la primera visita del conjunto Difuntos Correa que pese a ello, ofreció un concierto íntimo, en familia, lo cual dejó más que satisfecho a sus fieles fans.

 

HIPOTESIS

Muchos factores pudieron explicar esto. El "perreo" en plena plaza Sotomayor con "Reggaeton Boys" a la misma hora puede ser una válida hipótesis. Pero sólo porque a ellos les gusta la "gasolina", no se les puede culpar. Son los tiempos.

La razón más lógica -la cual creo personalmente- es que esta ciudad carece de alma de rock. Algo que nos diferencia a otras latitudes como Santiago, Valparaíso o Concepción. Esa hambre por devorar rock, por asistir a recitales, pese a que no sean en su totalidad nuestros gustos. Si no más bien para alimentar nuestro cerebro musical.

Con estos argumentos, me pregunto para ese cardumen de melómanos que deambula por las calles de Antofagasta será una utopía ver algún día en nuestras tierras a bandas sólidas como De Saloon, Matorral, The Alamedas, Casanova, Tsunami, The Ganjas, Casino, Phono, Golem, Congelador, Gufi, Silvestre, Polter y tantos otros grupos que guarecen escondidos como el secreto mejor guardado para sus fanáticos.

Es una pena ver como el buen rock pasa por Antofagasta y se deshace en nuestras manos

¡Que Dios y Elvis se apiaden de nosotros!

 

CONCIERTO

Difuntos Correa en vivo, demostró que es una banda que no necesita explotar sus recursos al máximo, abusando de sus singles "Arrepentido" o "Black Dancing". No hay necesidad de sacar remix o versiones 2.0. El grupo mostró su energía y buenos tiempos en temas como "Difunto", "Perfumada" o "Invaden".

Combinando en escena, varios ritmos, bajo una encendida batería y suaves acompañamientos de bronces (trombón, trompeta y saxo), hacen de este disco un compilado fresco e inagotable. Sin duda un trabajo que deja a los fanáticos y a los seguidores con ganas de esperar su segunda placa. Es que su placa "Tramposo Amor" ya pasó la prueba de grupos volátiles y se ganó un espacio en la biblioteca del rock chileno.

A.A.C

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto