Usted está en : Portada : Crónica Lunes 14 de febrero de 2005

Historia de Antofagasta revive junto a locomotora

 

La empresa de Ferrocarriles Antofagasta Bolivia (FCAB) desde hace poco más de dos años está realizando esfuerzos económicos y humanos para conservar la historia que el ferrocarril ha construido en el Norte Grande y en Antofagasta a través del proyecto Atacama Express.

Es así como restauró cuatro coches y una locomotora, todos ellos fabricados entre los años 1906 y 1928.

El gerente de Recursos Humanos del FCAB, Víctor Maldonado, encargado de este proyecto, señaló que el trabajo ha sido difícil, ya que muchas de las piezas de madera han tenido que ser restauradas completamente, lo que resulta complejo porque no hay carpinteros que tengan los conocimientos de antaño.

Los coches han recuperado su utilidad original, así se refaccionó un coche comedor, un coche dormitorio y un reservado con sala de estar, comedor y dormitorio, además de una sala de reuniones y cocina.

 

ORIGINALIDAD

La labor de restauración que realizan los funcionarios consiste en acercarse con la mayor precisión a los vagones originales, manteniendo muchos de los artefactos de esa época, como lavamanos, espejos, lámparas, manillas y la mayor parte del mobiliario.

Maldonado destacó la necesidad de mantener el patrimonio cultural del ferrocarril. de allí que la empresa FCAB se motivó para dar vida al proyecto Atacama Express, una suerte de tren del altiplano que pretende recorrer en un futuro no muy lejano el Desierto de Atacama con una orientación turística.

“Tenemos muchos interesados en disfrutar este hermoso proyecto turístico, todos los días pasa gente a pedir autorización para visitar nuestras instalaciones. Por ello este proyecto resulta uno de los desafíos más enriquecedores en que se ha comprometido nuestro personal”, comentó el gerente de RR.HH.

La locomotora a vapor cuenta con alrededor de mil planos, cada uno de ellos con cientos de piezas, de las cuales se repusieron alrededor del mil partes.

Esta es una de las 20 clásicas locomotoras que en 1927 se vendieron en el mundo. Aún relucen las letras de la compañía.

Según estimaciones del FCAB, el proyecto Atacama Express contempla una inversión aproximada de 800 mil dólares (500 millones de pesos), de los cuales 100 mil dólares corresponden a la restauración y puesta en marcha de la locomotra y la restauración de los coches.

 

VISITA

Además, uno de los coches refaccionados fue utilizado en abril de 1987 por el Papa Juan Pablo II cuando visitó la zona.

Las dependencias del coche fueron usadas como sacristía, donde se cambió de ropa, tomó un café y hasta descansó en el dormitorio. En ese coche llegó hasta el sector de Los Arenales donde se reunió con los antofagastinos.

La semana pasada los cuatro coches y la locomotora viajaron a Calama y algunos pueblos del interior, pasando la prueba de fuego que rindieron por cuatro días.

Por lo que cada vez se ve más cercano el día en que los antofagastinos y turistas puedan recorrer el norte del país en uno de estos hermosos coches de ferrocarril.

 

 

Historia de príncipes

 

Los coches y la locomotora restaurada tienen mucha historia que contarle a los antofagastinos. Víctor Maldonado señaló que en febrero de 1931, cuando Chile recibió la visita del príncipe de Gales Eduardo Alberto y del príncipe Alberto Federico Jorge (padre de la actual soberana de Gran Bretaña, la Reina Isabel II), ambos utilizaron los servicios ferroviarios del FCAB durante su visita

En esa ocasión, el tren internacional llegó de Bolivia a las 16 horas y fue tirado desde Ollagüe por la locomotora North British N° 34, actualmente restaurada y en funcionamiento, que fue debidamente ornamentada con las banderas chilena y británica.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto