Usted está en : Portada : El Mundo Viernes 4 de febrero de 2005

Gigantesco parque astronómico en pleno desierto

Otro importantísimo hito hacia la reafirmación de la Región de Antofagasta como centro mundial de la astronomía se cumplirá con la creación en la zona de Chajnantor del “Parque Astronómico de Atacama”, área destinada a proyectos de observación del Universo y que cuenta con una superficie de 45 mil 500 hectáreas.

Ese fue el terreno que el Comité Concesional de la Segunda Región le acaba de entregar en concesión gratuita por cinco años a la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicyt). Esta última entidad mantiene contactos con diversos países interesados en levantar allí megaproyectos científicos.

Esto, siguiendo los pasos del Atacama Large Millimeter Array –más conocido como “Proyecto ALMA”-, el radiotelescopio más grande del mundo, actualmente en fase de construcción en esa zona.

 

DIMENSIONES

Para poner en escala las cosas, ALMA requirió de la entrega en concesión (en este caso onerosa) a entidades europeas y norteamericanas de 17 mil 500 hectáreas. El “Parque Astronómico de Atacama”, dentro del cual quedará emplazado ALMA, cuenta en total con 45 mil 500 hectáreas para iniciativas similares.

La información la dio a conocer el seremi de Bienes Nacionales, Fernando Alvarez, quien destacó que ya existen organismos científicos interesados en ocupar esta “ventana al Universo”. Las conversaciones más avanzadas son con Japón, cuyos representantes científicos quieren visitar en breve la zona.

A la fecha, ya se ha detectado el interés de tres grandes centros científicos para instalar observatorios ópticos de última generación.

 

VENTAJAS

ALMA y otros proyectos en Chajnantor, junto al observatorio de Cerro Paranal, ubicado 150 kilómetros al sureste de Antofagasta y donde se está implementando el telescopio óptico más poderoso construido por el hombre (Very Large Telescope, “VLT”), confirman a la región como capital mundial de la astronomía.

Las bondades del llano de Chajnantor, ubicado a 5 mil metros sobre el nivel del mar y cerca de San Pedro de Atacama, se encuentran en sus cielos excepcionalmente claros, de fácil acceso, buena infraestructura de comunicaciones (Ruta Internacional Jama), con fuentes de energía (gas y electricidad), y su relativo aislamiento de centros urbanos.

Alvarez enfatizó que Conicyt promoverá la instalación de nuevos centros astronómicos en la pampa de Chajnantor a través de una serie de estrategias de difusión a nivel internacional.

 

NEGOCIACIONES

La gestación del “Parque Astronómico de Atacama” partió luego que el Presidente Ricardo Lagos firmará durante 2003 la concesión onerosa de 17 mil 500 hectáreas a los consorcios internacionales Associated Universities Incorporated (AUI, de Estados Unidos) y la European Southern Observatory (ESO).

Tras eso, Conicyt y el Ministerio de Bienes Nacionales impulsaron diversas iniciativas orientadas a proteger esa zona para el desarrollo exclusivo de proyectos de investigación científica.

Para ello, el Gobierno Regional junto a la Comisión Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) debieron establecer largas negociaciones con las comunidades atacameñas de San Pedro de Atacama y Toconao, que culminaron con la firma del protocolo de entendimiento que dio luz verde a la solicitud presentada por Conicyt para esta concesión durante un periodo de cinco años de 45 mil 500 hectáreas por parte del Ministerio de Bienes Nacionales.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto